​Paruresis: el síndrome de la vejiga tímida

¿Qué es la paruresis o síndrome de vejiga tímida?

A una persona con paruresis (síndrome de vejiga tímida) le resulta difícil o imposible orinar cuando hay otras personas cerca. Se cree que la paruresis es un tipo común de fobia social, que ocupa el segundo lugar después del miedo a hablar en público. La paruresis a menudo se experimenta por primera vez en el colegio y afecta a hombres y mujeres de todas las razas. En casos leves, la paruresis es un evento ocasional, como una forma de ansiedad por el rendimiento. Por ejemplo, un hombre en un orinal público puede encontrar que no puede orinar cuando está flanqueado por otros hombres. En casos severos, una persona con paruresis solo puede orinar cuando está sola en casa. La condición también se conoce como "paruresis evitadora" o "retención urinaria psicógena".

Síntomas

Una persona con paruresis generalmente tiene una personalidad sensible, tímida y concienzuda y teme ser juzgada o criticada por otros. La paruresis puede ser leve, moderada o severa.

Los signos y síntomas de la paruresis severa pueden incluir:

  • La necesidad de una total privacidad al ir al baño.
  • El miedo a que otras personas oigan la orina golpear el agua del inodoro.
  • Miedo a que otras personas huelan la orina.
  • Interlocución negativa al intentar orinar, por ejemplo: No puedo hacerlo. Nunca voy a orinar. Soy un idiota.
  • Incapacidad para orinar en baños públicos o en las casas de otras personas.
  • Incapacidad para orinar en casa cuando hay invitados presentes.
  • Incapacidad para orinar en casa si alguien espera afuera del baño.
  • Sentirse ansioso por la necesidad de ir al baño.
  • Restringir las bebidas para reducir la necesidad de orinar.
  • Evitar viajes y eventos sociales.

Similitudes con la agorafobia

La paruresis severa puede afectar la vida de una persona de manera similar a la agorafobia, que es la ansiedad de estar en lugares o situaciones de las cuales parece difícil escapar (por lo general, miedo a las multitudes o estar fuera del hogar).

Si una persona solo puede orinar con éxito cuando está sola en casa, puede evitar salir de la casa. Esto puede reducir la calidad de vida y reducir las oportunidades laborales.

Trastorno psicológico

La paruresis no es una condición física porque no hay nada malo en el tracto urinario de la persona. El esfínter urinario debe estar relajado para que la orina fluya desde la vejiga hacia la uretra. La ansiedad por orinar sobreestimula el sistema nervioso de la persona y "cierra" el esfínter. No orinar aumenta la ansiedad de la persona, especialmente si la vejiga está incómodamente llena.

Para algunas personas, un incidente vergonzoso inicia la fobia social, por ejemplo, la incapacidad de orinar en una taza frente a un médico o una enfermera. Preocuparse por el vergonzoso incidente hace que la persona se sienta ansiosa por orinar en presencia de otros.

Métodos de diagnóstico

Diversas condiciones fisiológicas pueden dificultar la micción. La prostatitis, por ejemplo, puede dificultar la micción de los hombres afectados. El médico generalmente realizará una serie de pruebas para asegurarse de que no haya ningún problema físico en el tracto urinario.

En general, el diagnóstico es paruresis si puedes orinar con éxito cuando estás solo en casa. El médico puede sugerir el uso a corto plazo de medicamentos como tranquilizantes o antidepresivos. Sin embargo, estos medicamentos solo reducirán la ansiedad, no curarán la afección.

Opciones de tratamiento

Es posible que desees considerar unirte a un grupo de apoyo de paruresis. En casos severos, puede ser útil ver a un psicólogo. El tratamiento puede incluir:

  • Técnicas de relajación: para aprender estrategias que ayuden a reducir la ansiedad.
  • Psicoterapia: un tipo de asesoramiento que ayuda a lidiar con el aquí y ahora, y enseña a resolver problemas.
  • Terapia cognitiva conductual: cambiar la forma en que se piensa y se comporta.
  • Terapia de exposición graduada: un programa paso a paso que consiste en tratar de orinar deliberadamente en lugares cada vez más difíciles. Alrededor de ocho personas de cada 10 con paruresis reciben ayuda de la terapia de exposición graduada.

Terapia de exposición graduada (desensibilización sistemática) explicada

Déjate guiar por tu psicólogo, pero si consideras que la terapia de exposición graduada será útil para ti, el terapeuta generalmente te pedirá que:

  • Hagas una lista clasificada de lugares para orinar desde la más fácil hasta la más difícil. Por ejemplo, a la mayoría de las personas con paruresis les resulta más fácil orinar solo en casa. El lugar más difícil suele ser un baño público lleno de gente y ruidoso. La idea es comenzar con las ubicaciones más fáciles y avanzar gradualmente hasta las más difíciles.
  • Tener un "compañero de orina" para apoyar. Esto podría ser un miembro de la familia o un amigo de confianza.
  • Pídele a tu compañero de orina que se pare lo más cerca posible del inodoro en tu casa mientras tratas de orinar. Orina por unos segundos y luego para por unos minutos.
  • Pídele a tu compañero que se pare un poco más cerca del inodoro. Regresa al baño y orina nuevamente por unos segundos, luego para.
  • Sigue practicando, con tu compañero de pis cada vez más cerca del inodoro. Esto puede tomar varias sesiones durante un período de tiempo.
  • Trata de hacer tanto ruido como sea posible mientras orina. Salpica tu orina deliberadamente en el agua del inodoro. Haz esto con su compañero de pis cerca.
  • Elige un baño público tranquilo (una vez que te sienta cómodo para orinar en casa) y luego, con tu compañero de orina parado afuera de la puerta del baño, practica de la misma manera que lo hiciste en casa.
  • Junto a tu compañero de orina avanza en la escala clasificada de lugares difíciles hasta que puedas orinar con éxito en un baño público lleno de gente y ruidoso.

La terapia de exposición graduada es más exitosa si se practica con frecuencia, tal vez tres o cuatro veces por semana.

Bebe mucha agua antes de tu sesión de práctica para asegurarte de que tu vejiga esté llena.

Evita cualquier diálogo interno negativo al intentar orinar. Recuerda que la paruresis es una fobia social común. No eres anormal o "el único".

Tómalo lentamente, paso a paso. No te presiones. Deberías ver una mejora considerable después de aproximadamente 12 sesiones más o menos.

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!