Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Falta de sueño

La privación del sueño es un término general para describir un estado causado por una cantidad o calidad inadecuada del sueño, que incluye el insomnio voluntario o involuntario y los trastornos del ritmo circadiano del sueño.

Dormir es tan importante para el cuerpo humano como la comida y el agua, pero muchos de nosotros no dormimos lo suficiente. El sueño insuficiente, la calidad inadecuada del sueño o las interrupciones en el ciclo de sueño-vigilia (como las que ocurren con el trabajo por turnos o al viajar a una zona horaria diferente) tienen consecuencias sobre cómo funcionamos durante el día, causando somnolencia y fatiga.

Una persona fatigada y somnolienta es propensa a los accidentes, tiene problemas de juicio y es más probable que cometa errores y tome malas decisiones. Permanecer despierto durante 24 horas conduce a una coordinación reducida de mano a ojo que es similar a tener un contenido de alcohol en sangre de 0.1. Es por eso por lo que la falta de sueño contribuye a los accidentes de tráfico y lesiones laborales.

La falta de sueño también puede afectar el rendimiento escolar de un niño y podría estar relacionado con un mayor riesgo de problemas emocionales como la depresión.

Síntomas de privación del sueño en adultos

Los síntomas de la privación del sueño en adultos incluyen:

  • Bostezos constantes.
  • La tendencia a quedarse dormido cuando no se está activo por un tiempo; por ejemplo, al mirar la televisión.
  • Aturdimiento al despertarse por la mañana.
  • Somnolencia experimentada todo el día (inercia del sueño).
  • Mala concentración y cambios de humor (más irritable).

Síntomas de falta de sueño en niños

La falta de sueño afecta a los niños de diferentes maneras a los adultos. Los niños con sueño tienden a "acelerar" en lugar de disminuir la velocidad. Los síntomas incluyen:

  • Mal humor e irritabilidad.
  • Berrinche.
  • La tendencia a "explotar" emocionalmente a la menor provocación.
  • Sobreactividad y comportamiento hiperactivo.
  • Siestas durante el día.
  • Aturdimiento cuando se despiertan por la mañana.
  • Resistencia para levantarse de la cama por la mañana.

Causas de la privación del sueño

Las causas comunes de la privación del sueño incluyen:

  • Opción personal: algunas personas no se dan cuenta de que el cuerpo necesita dormir lo suficiente. En lugar de acostarse regularmente a una hora razonable, prefieren quedarse despiertos hasta tarde para socializar, mirar televisión o leer un buen libro.
  • Enfermedades: enfermedades como los resfriados y la amigdalitis pueden causar ronquidos, náuseas y vigilia frecuente, y tienen un efecto directo sobre el sueño al fragmentarlo.
  • Trabajo: las personas que trabajan por turnos interrumpen sus ciclos de sueño-vigilia de manera regular. Los viajeros frecuentes (por ejemplo, la tripulación de una aerolínea) también tienden a tener patrones de sueño erráticos.
  • Trastorno del sueño: problemas como la apnea del sueño, los ronquidos y el trastorno periódico del movimiento de las extremidades pueden alterar el sueño de la persona muchas veces durante la noche.
  • Medicamentos: algunos medicamentos utilizados para tratar trastornos como la epilepsia o el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) pueden causar insomnio.
  • El ambiente para dormir: el sueño puede verse afectado por una variedad de razones ambientales; por ejemplo, porque el dormitorio está muy caliente o frío o porque hay vecinos ruidosos o un compañero de cama que ronca.
  • Mala higiene del sueño: los hábitos de algunas personas son perjudiciales; Por ejemplo, tomar café o fumar cigarrillos cerca de la hora de acostarse estimula el sistema nervioso y hace que sea menos probable dormir. Otro problema común es tumbarse en la cama y preocuparse, en lugar de relajarse.
  • Bebés, bebés mayores y niños pequeños: los padres casi siempre experimentan privación del sueño porque sus hijos pequeños se despiertan con frecuencia por la noche para alimentarse o entre otras cosas.

La falta de sueño perjudica el rendimiento

Digamos que una persona que necesita ocho horas de sueño por noche solo obtiene seis. Esta pérdida de sueño de dos horas puede tener un impacto importante que incluye:

  • Estado de alerta reducido.
  • Atención acortada.
  • Tiempo de reacción más lento de lo normal.
  • Juicio más pobre.
  • Reducción de la conciencia sobre el medio ambiente y la situación.
  • Disminución de las habilidades de toma de decisiones.
  • Peor memoria.
  • Concentración reducida.
  • Mayor probabilidad de "estancamiento" mental o fijación en un pensamiento.
  • Mayor probabilidad de mal humor y genio.
  • Eficiencia laboral reducida.
  • Pérdida de motivación.
  • Errores de omisión: cometer un error al olvidar hacer algo.
  • Errores de comisión: cometer un error al hacer algo, pero elegir la opción incorrecta.
  • Microsueño: breves períodos de sueño involuntario que van desde unos pocos segundos hasta unos pocos minutos de duración.

Efectos de la pérdida de sueño en los niños

Las estadísticas seleccionadas de estudios de investigación sobre la pérdida de sueño y sus efectos en niños y adolescentes incluyen:

  1. La pérdida de sueño causa una variedad de problemas escolares, que incluyen la falta de concentración.
  2. Los adolescentes con falta de sueño crónica tienen más probabilidades de tener problemas con el control de los impulsos, lo que conduce a comportamientos de riesgo.
  3. Los problemas de sueño en los adolescentes están asociados con un mayor riesgo de trastornos como la depresión y el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH).
  4. Los estudiantes de secundaria que regularmente obtienen peores calificaciones en las pruebas y tareas escolares obtienen, en promedio, media hora menos de sueño por noche que los estudiantes de secundaria que regularmente obtienen mejores calificaciones.
  5. Los horarios de inicio más tarde en la escuela resultan en somnolencia diurna reducida, calificaciones más altas y sentimientos negativos reducidos.

¿Cuánto sueño es suficiente?

Los requisitos de sueño difieren de una persona a otra según la edad, los niveles de actividad física, la salud general y otros factores individuales. En general:

  • Niños de primaria: necesitan entre nueve y 10 horas. Los estudios muestran que aumentar el sueño del niño en tan solo media hora puede mejorar drásticamente el rendimiento escolar.
  • Adolescentes: también necesitan entre nueve y 10 horas. Los adolescentes tienen un mayor requerimiento de sueño en el momento en que los compromisos sociales y la presión de grupo causan una reducción en el tiempo de sueño. Los factores de estilo de vida, como los horarios de inicio temprano de la escuela, los privan del sueño requerido. Existe evidencia de que, en el momento de convertirse en un adolescente, hay un cambio en el ciclo de sueño-vigilia a tener sueño más tarde en la noche con una preferencia por despertarse más tarde.
  • Adultos: necesitan alrededor de ocho horas, dependiendo de factores individuales. Tendemos a necesitar dormir menos a medida que envejecemos, pero nos guiaremos por el propio estado de alerta. Si te sientes cansado durante el día, trata de dormir más.

Sugerencias para dormir

Las sugerencias sobre cómo dormir más incluyen:

  • Como propósito, acuéstate más temprano cada noche.
  • No fumes ni bebas bebidas alcohólicas o con cafeína en las horas antes de acostarse.
  • Mejora tu entorno para dormir, por ejemplo, mantenlo oscuro e insonorizado, apaga las luces y usa tapones para los oídos si tienes vecinos ruidosos.
  • No tengas distracciones en el dormitorio, como la televisión o el ordenador.
  • Usa técnicas de relajación para ayudarte a conciliar el sueño rápidamente.
  • Busca asistencia profesional para los trastornos del sueño, como los ronquidos.

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.