La depresión es una disminución de la actividad emocional vital, un trastorno del humor caracterizado por sensaciones de tristeza, desesperación, disminución de la autoestima y falta de ánimo.

Depresión: Recomendaciones nutricionales

Producido por alguna tragedia o sin alguna causa real explicable. Para que el cerebro realice sus funciones con precisión, necesitamos proporcionar al organismo alimentos que ayuden a la formación y mantenimiento de los neurotransmisores. Tienen que estar en un óptimo equilibrio y las neuronas saludables y protegidas. Personas con dietas más adecuadas, sufren menos depresión.

Recomendaciones nutricionales en caso de depresión:

Realiza una ingesta adecuada de ácidos grasos omega 3 (aceites de pescados, germen de trigo, nueces…)

El ácido fólico es muy importante ya que regula los niveles de homocisteína. En personas con depresión se han observado altos niveles en sangre, (legumbres, germen de trigo, espinaca, escarola, lechuga, espárrago, remolacha)

Las vitaminas del grupo B, B1 (semillas de girasol, germen de trigo, frutos secos) B6 (germen de trigo, ajo, plátano, garbanzo), B12 (hígado, ostras, arenques, sardinas).

Evitar los ambientes hostiles, el tabaco y el alcohol.

Mantener un ritmo de vida activo, incluyendo el ejercicio físico habitual y practicar las relaciones interpersonales y evitar el sedentarismo.

Recuperar la dieta mediterránea rica en frutas, verduras, cereales integrales, pescado, aceite de oliva y frutos secos.

Fuente: Colegio Oficial de Farmaceúticos de Alicante

Comparte este artículo!