Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Mi Navidad

Señora María, diga porque fue
que anoche estuviera tan triste José,
será porque el frío hería la piel,
donde se alojaba la flor del Edén.

María, María,
qué bonita estás.

El niño en tus brazos
es ya realidad.

Sobre las montañas
y en el lago azul
no hay nada más claro,
María, que tú.

Señora María, diga que pasó,
que siendo diciembre, abril floreció.

Porque esa noche la tierra acogió
al Dios hecho Niño,
al Dios hecho Amor.

María, María.