Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Un nuevo método de realizar ejercicio se adentra en los gimnasios. El método Pilates mejora la flexibilidad, recuperación de lesiones y fortalece las articulaciones entre otros muchos beneficio.

método pilates

Mejorar la flexibilidad, fortalecer las articulaciones y alcanzar la armonía entre el cuerpo y la mente. Esto es lo que promete uno de los métodos de ejercicio físico que más ha revolucionado el panorama del fitness y la rehabilitación. Basado en la gimnasia correctiva, este sistema, que lleva el nombre de su creador, Joseph Pilates, permite acelerar la recuperación tras una lesión y mejorar las secuelas de trastornos como la osteoporosis y la escoliosis.

El método cuenta con más de 300 ejercicios, con otras tantas variantes, que en su mayoría se realizan tumbados sobre una superficie especialmente acondicionada para evitar presiones sobre músculos y articulaciones. Uno de los principales objetivos del método es fortalecer el centro de gravedad del organismo, lo que Pilates denominaba ' powerhouse' (centro o casa de poder), que se encuentra en la zona abdominal y lumbar. " Al fortalecer esta zona se puede proteger la columna, se mejora la estabilidad del cuerpo, se consigue un mayor control abdominal y se potencia la respiración al dinamizar el diafragma torácico".

Por lo tanto, reforzando esta zona no sólo se obtiene una mejora física general y un mayor control sobre las extremidades y articulaciones, sino también la prevención de trastornos como la incontinencia urinaria, ya que se trabaja intensamente la zona del suelo pélvico.

Los beneficios del método Pilates también se han mostrado en los casos de osteoporosis, al estimular la formación de masa ósea y reducir el riesgo de fracturas, y en la rehabilitación de personas con problemas de movilidad como consecuencia de un accidente o del desgaste del aparato locomotor.

No obstante, las indicaciones del método Pilates se extienden igualmente a las personas sanas de cualquier edad que simplemente desean mejorar su forma física y tonificar sus músculos. " Lo más importante es aprender a utilizar y controlar la fuerza interior física y mental para sacar el máximo rendimiento al organismo. Una vez aprendidos los ejercicios, el paciente puede practicarlos y entrenarse donde quiera, incluso en la oficina".

De hecho, se han creado programas específicos para niños, embarazadas u oficinistas, con los que se realiza un intenso trabajo de higiene postural para la prevención de trastornos físicos. En el caso de los ancianos, el método Pilates ha demostrado ser especialmente beneficioso. " Es capaz de potenciar el equilibrio, por lo que el riesgo de caídas es menor; actúa como una burbuja de oxígeno ya que mejora la respiración y se oxigenan mejor, y tonifica la musculatura mejorando considerablemente la movilidad".

Los principios de Pilates

  • Control (para evitar lesiones)
  • Precisión (que deriva del control)
  • Flexibilidad (ningún movimiento debe ser rígido)
  • Fluidez (ni muy rápido ni muy lento)
  • Respiración (coordinada con los ejercicios)
  • Control mental (la mente es indivisible del cuerpo)