Hidratación, piel manos, higiene, coronavirus

Consejos para mantener la piel de las manos sana e hidratada

Con el brote de COVID-19, los expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, están alentando a todos a lavarse las manos con la mayor frecuencia posible.

Ya sea la pandemia del coronavirus que estamos viviendo y que aumenta rápidamente o cualquier invierno, el lavado de manos es una de las formas más efectivas para prevenir la transmisión de infecciones.

Aquí te dejamos algunos consejos para que además de mantener una buena higiene, sigas manteniendo la piel sana.

  • Lavar con agua tibia

Las manos deben lavarse durante al menos 20 segundos con agua y jabón. Asegurándote de cubrir las palmas, el dorso de las manos, los dedos, entre los dedos, las muñecas y las uñas.

El agua tibia es mejor que caliente para evitar que la piel se seque.

  • Usa jabón humectante

Debido a que muchos jabones pueden despojar la piel y hacer que se sequen y se agrieten, es recomendable que te laves las manos con un jabón humectante. Por ejemplo, un jabón con una consistencia cremosa. También debes buscar jabones con ingredientes como glicerina y lanolina. Además, trata de evitar las barras de jabón. En su lugar, elige jabones líquidos, ya que generalmente son menos secos para la piel.

  • Aplicar crema hidratante

Asegúrate de aplicar inmediatamente crema de manos después. Incluso una capa ligera servirá.

Usa cremas o ungüentos en lugar de lociones, que suelen tener demasiado contenido de agua y, por lo tanto, no impidan que el agua escape de la piel.

Los humectantes ayudan con el cuidado de la piel porque:

  1. Restablecen la función barrera de la epidermis.
  2. Proporcionan una película protectora.
  3. Rellenan las pequeñas grietas entre escalas.
  4. Aumentan el contenido de agua de la epidermis.
  5. Calman la piel.
  6. Mejoran la apariencia y textura de la piel.

Los ingredientes en humectantes tópicos que ayudan a proteger la piel incluyen:

  1. Oclusivo: ácido lanolina, ácido esteárico, triglicéridos caprílicos / cápricos, aceite mineral, parafina, vaselina, ciclometicona, dimeticona, escualeno.
  2. Humectantes: pirrolidina de sodio, ácido carboxílico, lactato, urea, glicerina, miel, sorbitol.
  3. Emolientes: ciclometicona, dimeticona, miristato de isopropilo, octanoato de octilo

Se recomienda usar una crema hidratante después de cada lavado, antes de acostarse y cada vez que se sienta la piel seca.

  • Usar guantes

Para las manos realmente agrietadas, puedes aplicar en las manos una capa de crema espesa y usar guantes de algodón durante la noche.

El uso de guantes en días fríos y ventosos también puede evitar que el viento dañe aún más la piel seca.

  • Usar bálsamo para la piel

Si padeces afecciones de la piel como eczema o psoriasis y descubres que tu piel se está volviendo cada vez más seca, cruda o agrietada debido a más lavados, puedes optar por un bálsamo para la piel como la vaselina y aplicarlo directamente sobre llagas o áreas agrietadas. Esto aliviará el área y la protegerá de daños mayores.

Si tienes fisuras profundas, a los lados de los dedos por las inserciones de las uñas, considera la curita líquida, ésta es una excelente manera de mantener unidos los bordes de la fisura para acelerar la cicatrización de heridas.

  • Sustituir jabón desinfectante para manos por jabón

Si tus manos están demasiado agrietadas y lavarlas con mucha frecuencia empeora la situación, puedes usar temporalmente gel desinfectante para manos.

El desinfectante de manos es otra opción para limitar el lavado de manos hasta que la piel se recupere, pero no antes de comer, después de ir al baño o cuando las manos están visiblemente sucias, eso debería implicar lavarse las manos con agua y jabón.

  • Secar bien las manos

Al secarte las manos, hazlo con suavidad para evitar micro abrasiones en la piel.

Las toallas de papel son la mejor opción, pero si usas de tela, cada persona en una casa debe tener su propia toalla y las toallas deben reemplazarse por toallas limpias cada 2 días. Asegúrate de que las manos estén completamente secas, ya que los gérmenes se transfieren más fácilmente en las manos mojadas.

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!