Presupuestos de utilización de los canales de información

El canal de información es el medio físico a través del cual se propaga el mensaje convenientemente codificado. Las personas captan información a través de los distintos sentidos.

En muchas ocasiones recordamos palabras que hemos leído, pero también imágenes que hemos visto, sonidos que hemos oído, olores que hemos olido, sabores que hemos probado, tacto que hemos sentido.

Algunas personas tienen más facilidad de memorizar utilizando un canal y otras utilizando otro.

Hay personas con una excelente memoria visual (recuerdan muy bien lo que ven), mientras que otras tienen mejor memoria verbal (recuerdan mejor lo que leen; cuando estudian repiten mentalmente las palabras).

Un estudiante por ejemplo puede mejorar notablemente su proceso de aprendizaje utilizando al mismo tiempo la memoria verbal y la memoria visual. 

En materia de información algunos afirman que la imagen se recuerda mejor que la palabra

Cuando se utilizan  simultáneamente estos canales de información  se desarrolla la capacidad de ambos hemisferios cerebrales: la capacidad lógica (memoria verbal) situada en el hemisferio izquierdo y la capacidad creativa (memoria visual) situada en el hemisferio derecho.

Este es el motivo por el  cual en los libros de texto suele haber muchos dibujos, esquemas o fotos, ya que ayuda a su memorización. De igual modo  resulta muy útil destacar con un color las ideas principales del texto. De esta manera se registra al mismo tiempo la palabra que lee  a través de la memoria verbal y el color (imagen) a
través de la memoria visual. 

Existen en nuestra vida diaria ejemplos de utilización simultánea de los canales de información uno de ello es cuando se repite en voz alta aquello que se estudia. A la memoriaverbal se suma la memoria auditiva (palabra que se oye).

Si desarrollamos el hábito de la lectura y ocurre que aparecen artistas estaremos memorizando su imagen, con lo que estaríamos utilizando tres canales de información al mismo tiempo.

Aplique estos conocimientos por una comunicación eficaz.

La comunicación y el VIH-SIDA

El acto de comunicar contribuye sin duda alguna al cambio de mitos y creencias erróneas  relacionadas con temas de ITS y VIH-SIDA, favoreciendo así una sexualidad responsable y saludable.

Esta comunicación se sustenta en las inquietudes de los individuos, sus necesidades emociones, fantasías y motivaciones. No debemos planificar un proceso de comunicación sin tener en cuenta el papel activo de nuestro receptor.

Podemos construir un proceso comunicativo que incida en la reducción de conductas sexuales de riesgo, en los grupos vulnerables apelando al área afectiva capaz de motivar un cambio.

Para una mejor comprensión del mensaje que enviamos a los diferentes sectores poblacionales sobre el tema ITS y VIH-SIDA, debemos lograr que se perciba como beneficioso y adecuado a sus necesidades y valores, fácil de comprender, ser reproducible e incidir en las habilidades para el cambio de comportamiento.

Los mensajes deben cumplir cinco aspectos: Comprensión, Aceptación (esto implica que no sea ofensivo a nuestro receptor), Atracción, Identificación (en este aspecto es importante sentir que estamos ajenos al mensaje que nos envían) y Persuasión es preciso ser lo suficientemente claro para lograr las conductas deseadas.

“Tu puedes” desarrollar una cultura de Responsabilidad, Comprensión y Aceptación.

Diga Si a la vida con protección

La radio es un medio de comunicación masiva que por estos tiempos ha devenido un verdadero promotor en el ejercicio de la sexualidad responsable, para prevenir temas de ITS y VIH-SIDA dentro de un ambiente de confianza, respeto y compromiso con los sectores a los cuales va dirigido el mensaje.

La clave del éxito esta en demostrar que estos sectores son una fuerza importante para el cambio de hábitos de conducta desde la correcta utilización de la voz y el lenguaje radiofónico.

Elementos de la Expresión oral

En muchas ocasiones nuestros ademanes y posturas pueden «perjudicar» una intervención bien preparada: brazos como aspas de molino, balanceo, inexpresividad, actitud pasiva, manos escondidas bajo la mesa, etc.; y por ello es necesario en ocasiones dominar nuestra espontaneidad.

Detengámonos en el uso de las manos. Estas han de ser usadas para apoyar nuestra comunicación, que sean expresión confirmatoria de lo que queremos decir. Existen algunos ademanes que, por sólo hacerlos, transmiten una opinión o estado de ánimo sobre algo o alguien.

La postura corporal también es importante: En muchas ocasiones el hablar de pie o sentado no va a depender de nosotros, no obstante en determinadas circunstancias podemos alterar lo previsto, por ejemplo, si estamos sentados y parte del público no nos ve, conviene levantarse, nos lo agradecerán.

Tanto en la posición de pie como en la de sentado hay que evitar las "formas no comunicativas" ellas son:

- Las formas rígidas: Es necesario que el orador ante un auditorio muestre vida y la vida está en movimiento.

- Las formas derrumbadas: Hay que evitar las actitudes laxas y encorvadas; el aspecto indolente y abatido y la falta de entusiasmo no ayuda a la comunicación.

Existen reglas para hablar en público: En caso de que nuestro mensaje tengamos que exponerlo en posición sentada debe sentarse cómodamente, sin recostarse sobre la mesa ni desaparecer tras ella hundiéndose en la silla.

-Mantener siempre los brazos sobre la mesa.
-Si los pies o piernas están a la vista del público, evitar movimientos raros que distraigan la atención.
-Evitar las manos cerradas, los brazos o piernas cruzadas.

Si nuestra exposición la hacemos en la posición de pie es muy conveniente seguir las siguientes reglas: No permanecer inmóvil cual estatua, hay que moverse con naturalidad, No dar nunca la espalda al público mientras se habla, aunque estemos escribiendo en la pizarra , En una charla cuyo objetivo sea movilizar a la gente a alguna acción, conviene hablar siempre de pie y controlar los movimientos del cuerpo, desplazarse de vez en cuando.

Técnicas básicas para hablar en público

En temas de comunicación social les recomiendo utilizar cinco técnicas básicas para hablar en público:

1. Conocer los destinatarios.  ¿A quién vamos a hablar? Es lo principal, y lo que nos ayudará a enfocar y adecuar nuestro registro para una exposición correcta.

2. Organización.  Debemos exponer de forma organizada nuestro discurso esto nos permite que sea más fácil seguir el “hilo” de nuestra charla.

3. Tiempo.  Exponga solo lo interesante del tema. La sensación final en el público debe ser la de preguntar más, la de saber más,…, si puede deje esa sensación.

4.  Objetivos.  ¿Cuál es el objetivo de la charla? ¿Qué es lo que queremos transmitir? Estas y otras preguntas que se haga antes de discurso le ayudarán a concretar el desarrollo del mismo y se debe conseguir responderlas durante el mismo.

5. Ayudas.  Cuente a su lado, con todo tipo de ayudas que hagan comprender mejor la exposición que está realizando: proyectores, ordenadores, diapositivas, gráficos y cualquier tipo de documentación que pueda facilitar a los oyentes.

Información como género periodístico

Los profesionales de la palabra deben enfrentarse en las programaciones radiales a la información como género periodístico.  Por tanto, es importante que dominen, que en esta materia existen varias clasificaciones:

Información pública: Es la información a la que puede acceder cualquier persona por poco que se lo proponga. Este tipo de información es vital para conseguir logros comerciales. Todos los integrantes de una empresa o de un proyecto deben estar al corriente sobre la información que cualquier usuario puede obtener.

Información interna: Todos los datos y contenidos necesarios para llevar a cabo un proyecto, así como las informaciones relativas al mismo que se ponen en conocimiento de todo el equipo.

Información privada: Es la información que no puede ir más allá de las personas que deban manejarla. Las personas que acceden a esta información tienen un alto grado de confianza y de responsabilidad. Almacenar y transmitir esta información de forma cifrada es una precaución sencilla que nos puede ahorrar grandes disgustos.

Cómo hacer una crítica constructiva

Al  ejercer el criterio debemos tener en cuenta varias reglas para que sea de manera constructiva y seamos bien entendidos  y no causar ofensa al mismo tiempo.

En principio omite los rasgos de personalidad (TR) Si quieres que tus críticas saquen lo mejor de alguien, elimina de tu crítica la necesidad de atacar uno de los déficits de su personalidad. Si comienzas trayendo a la luz ciertas deficiencias de personalidad, es posible que tu contraparte
interprete tus comentarios como un ataque personal, haciendo que tu punto pierda toda validez para sus oídos insultados. Desde luego, es imposible separar del todo a la persona de su trabajo, pero deberás hacer el esfuerzo en vistas de construir una verdadera crítica constructiva.

Busca un lenguaje apropiado (TR) Cada una de las palabras que  se dice puede hacer la diferencia. Para bien o para mal. Usar terminología hermanada al asunto en cuestión mantendrá la crítica constructiva dentro de un nivel profesional, más allá del abordaje. Además, puedes lanzar incluso la crítica más severa con el lenguaje adecuado. Empezar una frase con “A mí me parece que...”, o “Puedo equivocarme, pero creo que...” hace que sea
menos probable que tu punto se vea envuelto en aires de hostilidad o arrogancia.

Lic. Maide Abreu Montero
Lic. En Educación en la Especialidad de Marxismo e Historia
Directora del Proyecto de Locución Infantil "Voces del Futuro"

Comparte este artículo!