Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Cuando llega el verano, todas queremos lucir unos muslos lisos y suaves.

Aquí tienes un remedio casero que hará que tus muslos tengan una mejor presencia.

Para mejorar la apariencia flácida, seca o de piel de naranja, mezcla media taza de miel con un poco de agua, tres cucharadas de azúcar de caña y una bolsita de té de romero, menta o alcanfor.

Unta en los muslos al menos una vez a la semana, frota en la ducha y enjuaga con agua lo más fría posible. Con ello la piel se contrae. El resultado es genial.