Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

hacer deporte

Practicar ejercicio durante el embarazo es muy conveniente, a no ser que el médico diga lo contrario.

Incluso para las mujeres que llevaban una vida sedentaria antes de quedarse embarazadas se les recomienda que hagan algún ejercicio ligero durante la gestación.

El ejercicio a largo plazo aporta muchos beneficios y aumenta la vitalidad. Además, aumenta la posibilidad de tener un parto vaginal exitoso, ya que la madre tendrá mejor forma física cardiaca y respiratoria y mayor resistencia a la hora de empujar.

Cuando la mujer está embarazada es más vulnerable a las lesiones, ya que las articulaciones son menos estables. Y según vaya creciendo el bebé el centro de gravedad se va desviando, por lo que es más fácil perder el equilibrio.

Uno de los ejercicios más favorecedores para el embarazo es la natación. Fortalecerá el sistema cardiovascular de la mujer y sin riesgo de lesiones gracias a la flotabilidad del agua.

El ejercicio aeróbico de bajo impacto también puede realizarse.

Si antes de quedar embarazada solías correr o andar en bicicleta puedes seguir haciéndolo aunque quizás tengas que bajar el ritmo si te fatigas más de lo habitual.

Es muy recomendable caminar durante el embarazo, es el ejercicio ideal sobre todo para las mujeres que no suelen hacer ningún deporte.

Sea cual sea el ejercicio que decidas hacer consulta siempre con tu médico antes de comenzar a practicarlo.

Mientras practiques ejercicio bebe suficiente líquido para evitar deshidratarte y procura no forzarte demasiado.