Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

relaciones despues parto

El cuerpo de una mujer cambia en el momento del parto, la revolución hormonal, la subida de la leche, la recuperación física, la episiotomía.

Una vez superada la (mal llamada) cuarentena todas las mujeres intentan volver a su normalidad. Y por supuesto recuperar las relaciones con tu pareja está en esa normalidad. Pero no siempre es fácil.

En muchas ocasiones, tras un parto vaginal pueden aparecer problemas a la hora de reanudar las relaciones:

  • Sequedad vaginal.
  • Dolor durante el acto.
  • Imposibilidad de alcanzar el climax.
  • Sangrado o irritación post-coital.
  • Falta de deseo.

Los primeros meses pueden ser difíciles y diferentes. Pero no por ello debemos desistir o asustarnos. Es muy importante pararnos a escuchar y entender a nuestro cuerpo. Nuestra pareja debe estar a nuestro lado y apoyarnos. Si la mujer se siente querida, relajada, no se siente presionada, todo será más sencillo.

Los juegos y galanteos son importantes en esta etapa. Prácticas que en ocasiones quedan olvidadas, ahora cobran una vital importancia. Masajes, caricias, besos, abrazos, sentir piel con piel, sin presiones, sin pensar en la culminación del acto.

Las relaciones completas, sobre todo si la cuarentena acaba de finalizar, puede agravar el problema de la falta de lubricación y como consecuencia aparecerá el dolor y el rechazo a la intimidad por parte de la mujer. Si favorecemos otras prácticas, la mujer se sentirá más cómoda y más segura.

El diálogo con la pareja es muy importante en estos momentos, la sinceridad, la complicidad. Debemos expresar a nuestra pareja qué necesitamos, cómo nos sentimos, qué queremos.

Algunos consejos para solucionar los posibles problemas:

  • El uso de lubricantes favoreceran la relación o simplemente los juegos con la pareja.
  • Prueba distintas pocisiones hasta encontrar la más cómoda, con la que te sientas más relajada.
  • No esperes a la noche para tener el encuentro con tu pareja, al final del día estarás demasiado cansada. Aprovecha una siesta de tu hijo durante el día, por ejemplo, tendrás más vitalidad y energía.

No olvidemos que el tiempo hará que las relaciones íntimas se retomen en su totalidad.