Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

otitis externa

Infecciones del oído externo (otitis externa)

Síntomas

  • Irritación e inflamación del conducto auditivo externo
  • Dolor
  • Perdida de la audición
  • Mal olor y eliminación de pus por el oído

La cera del oído se encarga de repeler el agua de la superficie del conducto auditivo externo, conservando así el equilibrio del pH para evitar el crecimiento de bacterias, si este equilibrio se altera puede aparecer una infección, que se inicia como una otitis externa pero que si no se trata puede pasar al cartilago y al hueso y pueden dañarse hasta los nervios.

Factores que pueden producir el crecimiento de bacterias:

  • Humedad en exceso en el conducto auditivo. Cuando el oído se expone continuamente al agua puede provocar perdida de cerumen y esto hace que la humedad se conserve en la zona alterando el equilibrio del pH. El uso de aparatos para la audición también predispone a la formación de humedad en el canal auditivo.
  • Irritaciones o lesiones de la piel del canal auditivo que pueden ser ocasionadas por utensilios utilizados de forma incorrecta en el oído (bastoncitos de algodón, clips, etc.).
  • Enfermedades y alergias de la piel (seborrea, eccemas, alergias a productos capilares, etc.).
  • Sistema inmunológico débil.
  • En casos de diabetes.

Diagnóstico y tratamiento

En caso de presentar sintomas acude al médico para que te examine y limpie el conducto auditivo. Esto aliviará el dolor. Además, te recetará la medicación que estime oportuna (antiinflamatorio, antibiótico, analagésico). Y te recomendará que evites la entrada de agua en el oído en los siguientes 10 días.

Cuando se trata de una otitis externa invasiva se suele recurrir a hospitalización y antibióticos intravenosos e incluso en algunos casos requiere intervención quirúrgica.