Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

medición del pliegue nucal

En muchas ocasiones hemos comentado lo importante que es acudir al médico desde que la mujer se entere que está embarazada o sospeche que puede estarlo. Y si se está planificando un embarazo lo ideal es acudir al médico para comprobar que está todo bien o tomar las medidas necesarias para estarlo.

El embarazo necesita unos controles para asegurarse de que todo va bien y que no hay riesgos para la madre y el bebé. Así que desde que sepas o creas que puedes estar embarazada acude a tu centro de salud.

El médico y la matrona pedirán analítica y ecografía, te darán recomendaciones y programarán el seguimiento del embarazo.

El personal que atenderá el embarazo suele estar formado por médico de cabecera, ginecólogo/a, matrona, enfermeros/as. Depende del área sanitaria de cada lugar.

En la primera visita suele entregarse la Cartilla de la embarazada, en donde se recogen los datos más importantes del embarazo, parto y puerperio y de esta forma facilitar el seguimiento de la gestación para las visitas médicas a las que acudas. Por lo tanto, es recomendable que lleves la cartilla contigo en esos casos y cuando salgas de viaje.

Controles en el primer trimestre:

Análisis de sangre y orina:

En ella se valorarán los parámetros generales de la sangre, para así descartar la presencia de anemia e identificar el grupo sanguíneo y el RH. También es recomendable comprobar el estado inmunitario frente a algunos agentes como, sífilis, hepatitis B y VIH. La detección precoz de estas infecciones es fundamental.

En los análisis de orina, generalmente, se buscan infecciones. Las embarazadas que suelen tener infecciones urinarias deben ser vigiladas con cultivos a lo largo del embarazo.

Test combinado del primer trimestre:

Hay pruebas para saber el riesgo de alteraciones cromosómicas (Síndrome de Down), éstas deben de hacerse al empezar el embarazo porque más tarde ya no son posibles.

El personal médico te informará sobre esta prueba de detección precoz de anomalías cromosómicas, (Prueba Combinada del primer trimestre), con  tiempo suficiente para que puedas decidir si hacerla y aclarar todas tus dudas.

Esta prueba es voluntaria, y permite detectar si existe una probabilidad mayor de padecer un síndrome de Down u otra alteración cromosómica.

¿En qué consiste la prueba combinada del primer trimestre?

Es la combinación de un análisis de sangre realizado a la vez que el resto de análisis del primer control de embarazo, con la medición del “pliegue nucal” en el cuello del feto, realizada en la ecografía del primer trimestre.

Esta prueba sólo puede hacerse hasta el final de la semana 13 de embarazo, y los mejores resultados se obtienen cuando el análisis de sangre es realizado en la semana 10 y la ecografía sobre la semana 12. Por eso es importante que acudas a las citas puntualmente.

La prueba combinada mide la probabilidad de que el bebé presente una anomalía cromosómica.

Cuando el resultado señala bajo riesgo, significa que es poco probable que el feto tenga el síndrome de Down u otra alteración cromosómica. En este caso no se propondrá ninguna otra prueba.

Si el resultado de la prueba es positivo se te ofrecerá la posibilidad de hacer una amniocentesis u otra técnica invasiva, para confirmar o descartar con certeza, la existencia de estas enfermedades. En la mayoría de las embarazadas con resultado positivo, no se confirma la presencia de alteraciones cromosómicas, ya que la frecuencia de estas enfermedades es pequeña.

En la amniocentesis se extrae un poco de líquido amniótico para realizar un estudio de los cromosomas del feto (cariotipo fetal y/o prueba rápida). Este estudio también se puede realizar en tejido corial (biopsia de corion), o en sangre fetal (funiculocentesis).

La amniocentesis tiene algunos riesgos (riesgo de pérdida en 1% de los casos), y por eso no se aconseja en todos los embarazos. Solo se ofrecerá esta prueba cuando existan factores de riesgo y será la mujer la que decida si quiere hacerla o no.

Pruebas que se realizan en el primer trimestre:

  • Exploración: se realiza en la primera visita (tacto vaginal y examen de senos)
  • Análisis de sangre y orina, suele hacerse uno por trimestre.
  • Control de peso, en cada visita
  • Ecografía temprana (se hace si el médico lo cree necesario en caso de que sospeche que pueda existir algún riesgo o problema) se realizaría entre las semanas 6 y 11.
  • Screening bioquímico: Para detectar malformaciones. Se realiza entre las semanas 9 y 11.
  • Ecografía de translucencia nucal: Entre las semanas 10 y 14.
  • Biopsia corial: Con ella se estudian los cromosomas del feto, está indicada en pocos casos y en caso de necesitar esta prueba se realizaría entre las semanas 10 y 12.
  • Control de la tensión arterial, en todas las visitas.
  • Ecografía Doppler: En caso de embarazo de riesgo se haría una por trimestre. Es una eco a color donde puede verse el recorrido circulatorio por las arterias uterinas hasta la placenta y el bebé.

Fuente: SaludPrincipadodeAsturias

Controles en el segundo trimestre de embarazo

Controles en el tercer trimestre de embarazo