El ser humano tiene un concepto totalmente equivocado de la felicidad, es decir, a veces, vive a la espera de lo que sucederá mañana.

Por ello, muchas personas solteras se amargan y creen que se sentirán muy bien tras encontrar una pareja. Del mismo modo, aquellos que están en desempleo creen que estarán eufóricos tras encontrar un empleo. Sin embargo, este modo de pensar plantea un problema esencial y es que a la espera de vivir el mañana te pierdes el hoy. Aquí tienes algunas técnicas para vivir el presente:

1) Disfruta el día a día. El tiempo pasa volando pero también es verdad que 24 horas dan para mucho. Por ello, apaga la televisión que sólo te conduce a la pasividad, y realiza planes, ve al cine, asiste a visitas culturales, lecturas de libros… Está claro que la tele también es una oferta positiva, pero es mejor que sólo la enciendas en momentos puntuales, por ejemplo, por la noche para disfrutar de alguna serie de calidad. En este sentido, esta semana se estrenó por fin Gran Hotel, la serie de Amaia Salamanca y de Concha Velasco.

2) Te recomiendo la lectura de un libro excelente que muestra de forma directa que se debe vivir el ahora: La última lección de Randy Pausch. El legado vital de un profesor de universidad que murió joven víctima del cáncer de páncreas.

3) La vida es breve, por ello, nada como aprovecharla al cien por cien no sólo en el ámbito laboral sino también en el personal. Cuida de tus amigos, apuesta por el amor al cien por cien y ten confianza en tu suerte.

4) El otoño es una época fantástica para dar las gracias y tener la esperanza de alcanzar tus metas. Pero para ello, debes trabajar y poner de tu parte.  

Que tengas un feliz día.