¿Existe una fórmula mágica para lograr los deseos del corazón? La realidad es que no o tal vez sí, intentar todo aquello que desees de verdad.

Es evidente que no podrás alcanzar nada en tu vida si no te atreves a dar el paso de arriesgarte y de soñar con lo imposible. No tengas miedo de ser feliz porque si te lo propones seguro que puedes lograr ese objetivo de paz interior con el que has soñado toda tu vida.

Pero si quieres luchar de verdad por un deseo, entonces, debes tomarlo con cierta distancia, es decir, debes relativizar y ser consciente de que si finalmente fracasas en el intento no pasa nada. Es decir, tu vida no depende de una meta particular y concreta sino de muchas más cosas. A veces, existen etapas de oscuridad y de silencio en las que no sabes exactamente, qué te gustaría hacer con tu vida. Pero siempre sale la luz al final del túnel en algún momento.

Aquí tienes algunos pasos para lograr tus deseos:

  1. Dedica un tiempo a pensar en qué es aquello que te haría feliz de verdad. Toma un folio y un bolígrafo y apunta en una lista tus metas en función de un orden de prioridades.
  2. Elabora un plan a trazar, es decir, todo fin requiere de un plan de acción. Un plan de acción que primero es teórico y que luego, puede que tengas que modificarlo desde un punto de vista práctico.
  3. Atrévete a soñar. No te conformes con aquello que marca la sociedad, atrévete a ser diferente, no tengas miedo de amar ni de dejarte querer por los demás.
  4. Confía en la buena suerte pero ten claro que no puedes dejar tu destino en manos del azar y debes ser tú quien trabaje su propia suerte.