Lo di todo por ti.

Te fijaste en todos los errores que cometí, pero nunca en todo lo que hice por ti.

Comparte este artículo!