Realmente no necesitas a alguien que te complete

Sólo necesitas a alguien que te acepte por completo.

Aceptar al otro

Comparte este artículo!