Antes de herir un corazón,

recuerda que tu puedes estar dentro de él.

antes de herir un corazon

Comparte este artículo!