Señor, recíbe a mi esposa con la misma alegría con la que yo te la mando. Graciosa imagen y triste realidad.

descanse en paz

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Comparte este artículo!