Chistes sobre Tacaños

Graciosos chistes sobre lo tacaños que podemos llegar a convertirnos en según qué circunstancias.

Va un tacaño con muchas maletas encima. Hace parar un taxi y le pregunta al chofer:
¿Por cuánto me las lleva al aeropuerto?
Por 30 soles.
¿Y las maletas?
Las maletas se las llevo gratis.
Entones, llévame las maletas, yo me voy caminando.

Había un señor tan tacaño que veía la misa por televisión, y cuando venían las limosnas cambiaba el canal.

Había una vez un tipo tan tacaño, que estaba soñando que se estaba tomando un café y se despertó para no pagarlo.

Comparte este artículo!