Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Cargo de conciencia

Resulta que en época de navidad, un niño estaba escribiendo su carta a Santa Claus, y en ella ponia:

- Querido Santa Claus este año me he portado muy bien, y por eso quiero que me traigas la bici que tanto te he pedido.

Pero cuando iba hacia el árbol de navidad para dejarla allí, mira a la virgen que tenían y ve que lo mira con cara de vergüenza, entonces se dispone a escribir la carta otra vez:

- Querido Santa Claus este año me he portado suficientemente bien como para que me traigas la bicicleta.

Va que vuelve al arbolito, y ve de nuevo a la virgen que lo mira con cara de vergüenza. El muchacho resignado vuelve a escribir:

- Querido Santa Claus, este año no me he portado muy bien, pero si me traes la bici, te prometo que me portaré bien; y cuando va hacia el arbolito ve que la virgen lo vuelve a mirar, hasta que coge a la virgen, la pone dentro del armario y escribe:
- Óyeme Santa Claus traeme la bici o lo va a pasar mal!!!