Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Un amigo le dice a Jaimito que los mayores siempre guardan secretos inconfesables y que por tanto es muy fácil sacarles dinero simulando que uno sabe algo.
Jaimito decide hacer la prueba con su padre, se acerca mientras leía el periódico y le dice al oído:
- Lo sé todo...
El padre se asusta y le dice rápidamente:
- Bueno Jaimito... haz silencio... toma 100 euros y no se lo digas a nadie.

Contento con su maldad decide probar con la madre:
- Mamá, acabo de enterarme, lo sé todo...

Asustada la madre le dice:
- Toma Jaimito 300 euros y no se lo digas a nadie, por favor.

Llaman a la puerta y sale Jaimito a contestar, cuando ve al cartero le dice:
- Lo sé todo...
Entonces el cartero, con lágrimas en los ojos abre los brazos diciendo:
- Hijo mío!!!