Chistes de Jaimito

¿Quién no conoce los chistes de Jaimito? Este pequeñajo rebelde sin causa es un histórico en los chistes.

- Pepito le dice a Jaimito:
- Yo no sabo.
Jaimito le responde:
- Nooo, se dice yo no sepo.
Y una vieja que les escucha discutiendo, les dice:
- Miren niños, ni se dice yo no sabo, ni yo no sepo!
- Aja ¿y comó se dice ?

Un amigo le dice a Jaimito que los mayores siempre guardan secretos inconfesables y que por tanto es muy fácil sacarles dinero simulando que uno sabe algo.
Jaimito decide hacer la prueba con su padre, se acerca mientras leía el periódico y le dice al oído:
- Lo sé todo...
El padre se asusta y le dice rápidamente:
- Bueno Jaimito... haz silencio... toma 100 euros y no se lo digas a nadie.

Contento con su maldad decide probar con la madre:
- Mamá, acabo de enterarme, lo sé todo...

En la cena, Jaimito fue obligado a dirigir a la familia en oración...
Jaimito dijo:
- Pero yo no sé como orar.
El papá le contestó:
- Solo ora por los miembros de tu familia, amigos, vecinos y las personas pobres.
Jaimito empezó:
- "Querido Dios, gracias por nuestras visitas y sus hijos, quienes se acabaron todas mis galletas y helados. Bendícelos para que no regresen. Perdona al hijo de nuestros vecinos, que le quitó la ropa a mi hermana y luchó con ella en su cama. Para navidad por favor envíale ropa a todas esas pobres mujeres desnudas en el Blackberry de mi papá. Y provee un techo para todos esos pobres hombres sin hogar que usan el dormitorio de mi mamá cuando mi papá está en el trabajo." AMÉN

- Jaimito, pregunta la maestra,
dígame cuál es el tiempo verbal de esta frase:

La profesora pide a la clase que escriba una redacción corta que trate de los siguientes temas:

Religión, nobleza, sexo y misterio.

Al momento, Jaimito levanta la mano y dice que ya ha terminado. Extrañada de la rapidez, la profesora le pide que la lea, y el niño lo hace:

La profesora interviene en una discusión entre dos alumnos: 

Jaimito, ¿cuál es el problema? 

Señora, es que yo soy demasiado listo para estar en primero.

Mi hermana está en tercero y yo soy más listo que ella. 

¡Yo quiero ir a tercero también!

Entra un nuevo profe al curso y se presenta:
Buenos días, mi nombre es Largo.
Dice Jaimito:
No importa, tenemos tiempo.

Bueno niños, hoy vamos a tener una prueba diferente. Les voy a escribir un número en la pizarra y ustedes, a través de una canción, harán una suma y me darán el resultado escrito en la pizarra.

- ¿Está claro? Pregunta la maestra.

- Sí, contestan todos

Jaimito piensa: 'se me está poniendo difícil esta situación.'

- A ver Luisito, pase usted, y la maestra escribe el número 16 en la pizarra.

Comparte este artículo!