Chistes sobre Catalanes

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Un catalán que le ha prometido a su hija un viaje en avioneta como regalo de cumpleaños está negociando con el piloto: ¿Cuánto me cobra por dar un paseo de una hora?
250€.
¡Uf!, eso es mucha pasta. ¿Y si sólo es media hora?
Por media hora, 125€.
¡Jolín!, 125€, ¿no tiene nada más barato?

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Un catalán en su lecho de muerte susurra: Rebeca, Rebeca... ¿dónde estás, esposa querida?
Aquí estoy, esposo mío... al lado suyo.
Y mi hijo Jusep... ¿dónde está?
Aquí estoy, padre... al lado suyo.
Y mi hija Leyla... ¿dónde está?
Aquí estoy, padre... al lado suyo.
Y mi hijo Jaume... ¿dónde está?
Aquí estoy, padre... al lado suyo.
Y entonces... ¿quién cullons está atendiendo el negocio?

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Estaba la familia de catalanes reunida ante el féretro del padre, recién fallecido. El hijo menor dice:
Ahora tendremos que hacer realidad la última voluntad de papá: ser enterrado con un millón de pesetas en el ataúd.
El hijo mediano añade:
Sí, bueno... pero en realidad sólo pondremos 750.000 pesetas, porque hay que descontar el 25% de IRPF.
El hijo mayor apostilla:
También tendremos que deducir el 16% de IVA...
La viuda tercia en la conversación de forma resolutiva.
¡Basta ya! Vuestro padre no merece estos regateos. Se le enterrará con la tarjeta de crédito.... y que él gaste cuanto quiera.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Jordi Tarrega i Querols, orondo representante de la burguesía catalana, entra una mañana en su habitual sucursal de la Caixa de Catalunya y se dirige a un cajero:
Bon día, don Jordi. ¿Qui vols? - Bon día. Vengo a solicitar un crédito.
Encantado de atenderle, don Jordi. Veamos...¿qué cuantía solicita? 1€.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Llega el pequeño catalán jadeando y sudando donde el papá y le dice orgulloso:

-¡¡Papá, papá, felicíteme!!... ¡Me vine caminando detrás del bus, me ahorre 1 Euro del pasaje!
-¡Pero qué bruto!¡ Si te hubieras venido detrás de un taxi te ahorras 10!

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Catalanes en Tierra Santa:
- Cuanto cuesta la travesia por el lago?
- 10 dolares.
- Eso es un abuso!
- Piense que Jesús anduvo por estas aguas.
- No me extraña! Con estos precios!

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Un catalán autentico esta muriendo de viejo en la cama. En los últimos estertores de su agonía llama a su hijo y, sacando un reloj de oro y brillantes de debajo de la almohada, le dice:
- Mira. Este reloj lo compro tu tatarabuelo. De el, paso al bisabuelo. De el, al abuelo. De el, a mi padre y de mi padre a mi. ¿Te gusta el reloj?
- Pues mire, padre. No es el momento, pero si, me gusta.
- Vale. Te lo vendo.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Un catalán se levanta a ir al baño mientras viaja en el autobus.
Mientras va encerrado, envuelto en sus propios aromas, el autobus se vuelca. Llegan los cuerpos de rescate y sacan heridos de aquí y alla, cortando fierro con torchas. Y alguien dice:
- Yo vi que un hombre entro al baño antes del accidente.
El cuerpo de rescate va y toca la puerta del baño del autobus diciendo:
- Abra somos de la Cruz Roja!
Y una voz responde:
-Yo ya di! Antes de subir al autobus yo di!!!

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Jordi llama desde Barcelona a su hijo Pep que emigró a Nueva York y le dice:

- Lamento arruinarte el día, pero tengo que informarte que tu madre y yo nos estamos divorciando, cuarenta y cinco años de sufrimiento es suficiente.

- Papi, Pero de qué estás hablando? ¡Y justo antes de las fiestas!, grita el hijo.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Jordi está en el centro de Barcelona dando vueltas y más vueltas en un intento desesperado de aparcar su coche.

Da una vuelta, espera, va un poco más lejos, espera, da otra vuelta...Nada...