Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

José Ortega Cano hace frente a uno de los peores momentos de su vida. Es normal, por una parte, está inmerso en un proceso de recuperación lento.

Pero por otra parte, el torero tiene la tristeza en su conciencia de saber que la noche del accidente también murió otra persona: Carlos Parra. En cualquier caso, la realidad es que tal vez, se esté haciendo un juicio paralelo en los medios de comunicación.

Muchos rumores se han valorado sobre cómo iba el torero en aquella noche, es decir, si se dejó llevar por el exceso de velocidad o cogió el volante bajo los efectos del alcohol. De momento, todos son supuestos, como digo, porque será el juez y la investigación quien dictamine qué sucedió. Pues bien, el torero ha roto su silencio y lo ha hecho en una entrevista en exclusiva en un programa de radio: Los toros, de la Cadena Ser.

El torero ofrece titulares que son de lo más interesantes: “Yo no suelo correr nada con los coches, iba muy tranquilo, a una velocidad, creo, normal. Me hicieron unas preguntas y las contesté todas perfectamente, aunque yo no me acuerdo. Cuando una persona bebe se nota inmediatamente en sus palabras". Sí añade que estaba un poco cansado en aquel momento y que tiene el recuerdo de que no había nada de tráfico en la carretera. Pero tuvo la mala suerte de que en aquel momento se produjera el accidente.

Su dolor es más que evidente: "He estado al filo de la navaja y gracias a Dios estoy aquí, que es lo más importante. Aunque estoy muy súper afectado por la desgracia de Carlos Parra, que falleció. Cuando me enteré de que había fallecido Carlos Parra, necesité medicación y ayuda psicológica. Me uno al dolor de su familia. Esto no se lo deseo a nadie. Sin duda, no es una situación fácil para ninguna de las partes. Veremos cómo se resuelve el caso.  

Fuente: Vanitatis