Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Esta edición de Acorralados no tiene nada que ver en cuestión de audiencia con Supervivientes. Y es que, Telecinco debería darse cuenta de que tampoco se puede saturar a la audiencia a base de concursos de este tipo.

Pero además, el gran error de Acorralados ha sido optar por concursantes que salvo algunas excepciones, no son conocidos ni en su casa (dicho con todo el respeto del mundo). Pues bien, una de las participantes más populares, Bárbara Rey ya está en la calle y es que, este jueves fue expulsada en medio del morbo de estar nominada junto a la novia de su hija. Y es que, Nagore ahora sale con Sofía Cristo. Ambas protagonizaron un momento de lo más sentimental hace sólo unas semanas. Pero también desproporcionado teniendo en cuenta que llevan sólo dos meses de relación y parece que se estaban jurando amor eterno.

Bárbara Rey no tiene proyectos profesionales demasiado interesantes desde hace un tiempo. Esta es una de las razones  por las que no es la primera vez en la que le vemos participando en un concurso de este tipo ya que también lo hizo en la Cocina del infierno en donde tuvo mucha más suerte. Ahora, Sofía Cristo se dispone a recibir a su madre mientras que seguro que con la salida de Nagore tendremos nuevo culebrón amoroso a la vista.

Por supuesto, la noche del jueves nos ofrece programas de mayor calidad y nivel como es el caso de Cuéntame cómo pasó. La serie de Imanol Arias y Ana Duato es excelente como bien muestra el hecho de que ha celebrado su décimo aniversario en antena y además, la calidad cada vez es mejor, precisamente, porque es muy difícil superarte cuando ya lo has alcanzado todo.

Ayer por la noche, Bárbara Rey dejó sin pena ni gloria Acorralados. A partir de ahora, le veremos en los platós.