Cuando te conocí tuve miedo de abrazarte,
cuando te abracé tuve miedo de besarte,
cuando te besé tuve miedo de quererte
y ahora que te quiero tengo miedo de perderte.

Comparte este artículo!