No cambiaría un minuto de ayer contigo,
por cien años de vida sin ti.

Comparte este artículo!