Cuando un canario quiere,
a quien le sabe querer.
De tanto querer se muere;
y muerto quiere también.