Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

galactogogos

¿Qué son los galactogogos?

Hay medicamentos que sirven para estimular la producción de leche, reciben el nombre de galactogogos. Algunos de ellos son: el Sulpiride, la Metoclopramida y la Domperidona. Aunque son efectivos, sólo deben usarse como último recurso, cuando no funcione todo lo demás: lactancia a demanda, agarre y postura correcta, descanso adecuado de la madre e ingestión de líquidos adecuada (toma agua siempre que tengas sed). También se debe valorar si la madre padece alguna enfermedad, como anemia o alteraciones del tiroides.

Los galactogogos no deben ser usados mucho tiempo y por supuesto tiene que recetarlo el médico, pues tienen efectos secundarios, aunque bien utilizados funcionan bien. Junto con la extracción frecuente de leche, los galactogogos se recetan en caso de que la madre y el bebé se hayan tenido que separar, en madres de niños prematuros con poca producción de leche y en casos de relactación (después de un tiempo sin amamantar, se quiere volver a intentar) o lactancia inducida (en casos de adopción). Si crees que puedes necesitarlos debe hablar con el pediatra o tu médico para que te asesore adecuadamente.

No existe ningún trabajo serio publicado en ninguna revista científica, donde queden demostradas las propiedades galactogogas de plantas medicinales tomadas en cualquier forma (infusiones, capsulas...) incluso algunas pueden dar problemas:

  • La Alholva: puede ocasionar hipoglucemia (bajadas de azúcar)
  • la Galega: se conoce al menos un caso de intoxicación y es desaconsejada por la Comisión E del Ministerio de Salud Alemán.
  • Cardo Mariano: No está demostrado que aumente la producción de leche.

No te fíes de ningún producto, aunque te digan que es natural o te lo recomiende una amiga o conocida, pregunta siempre al médico, matrona o experto en lactancia.

Fuente: Asociación Española de Pediatría