Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

come ansiedad

El bebé puede comer con ansiedad por dos motivos:

En el primer caso podemos encontrar niños que han nacido con bajo peso y que vienen con hambre atrasada o en el caso contrario, con peso muy alto, que están acostumbrados a recibir más nutrientes y si le faltan lo llevarán muy mal.

En el segundo caso, encontramos niños muy dormilones que cuando se despiertan llevan muchas horas sin alimentarse y comen como si no hubiera un mañana.

¿Qué ocurre en ambas situaciones? Pues que el bebé come con mucha ansiedad y esto le generará gases, dolor de barriga e incluso se quedará con hambre. Lo que hará que la siguiente toma sea aún peor. Además, si le estás dando el pecho pensarás que no tienes suficiente leche y si estás con lactancia artificial creerás que está comiendo en exceso.

¿Qué hacer si el bebé come con mucha ansiedad?

En el primer caso debes reducir el tiempo entre tomas. Es decir, lactancia a demanda, dale cada vez que pida, así sea cada diez minutos. Al hacerlo estimularás el aumento de producción de leche hasta que se ajuste a las necesidades del bebé y empiece a comer con menos ansia y él mismo vaya espaciando el tiempo entre tomas. Si le estás alimentando con lactancia artificial, es normal que coma más de la cuenta y que incluso eche buches de leche. No importa, dale siempre que pida y que tome lo que quiera, hasta que acabe saciándose y coma tranquilo.

Nunca uses chupa o chupete para calmar su ansiedad.

En el segundo caso, reduce el espacio entre tomas. Aunque el bebé tenga mucho sueño y quiera pasar parte del día durmiendo no dejes que esté sin comer más de dos o tres horas seguidas. Recuerda que el tiempo entre tomas se cuenta desde que comienzas una toma hasta el principio de la otra.

También te puede interesar leer:

Tengo poca Leche ¿Qué puedo hacer? - Lactancia Materna