Desarrollo Psicosocial

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

ninos llave 01 

Los niños llave, menores que pasan horas y días solos mientras sus padres trabajan.

Por desgracia cada vez es más habitual que muchos niños cuando salen del colegio se vayan solos a casa donde pasan horas sin presencia de adultos que los supervisen o cuiden, ya que sus padres están trabajando y muchas veces llegan por la noche.

Con la llegada del verano y las vacaciones este problema se agrava ya que al no ir al colegio pasan todo el día solos en su casa. Los padres de estos niños suelen tener pocos ingresos y no pueden permitirse ponerlos en ludotecas, campamentos de día o contratar a alguien para que los cuide. Y por lo general tampoco cuentan con familiares cercanos o disponibles para ayudarlos con los niños. Esto no significa que sean malos padres, les preocupa terriblemente dejar a los niños solos, pero no tienen otras opciones ya que aún trabajando los dos miembros de la pareja no llegan ni a mitad de mes. Y si la familia es monoparental (sólo un padre) más difícil aún.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Trucos para ayudar a dejar el chupete

El chupete o chupa les sirve a muchos niños para tranquilizarse, entretenerse o dormirse.

Cuando llega la época en la que empiezan a salir los dientes, los bebés usan el chupete o chupa para aliviar las molestias, ya que al chupar se liberan endorfinas, que ayudan a aliviar el dolor. El problema es que el uso prolongado del chupete acaba deformando los dientes, lo mismo que chuparse el dedo.

¿Cuándo es el mejor momento para retirar el chupete?

Si le quitas al bebé el chupete mientras le están saliendo los dientes, acabará metiéndose en la boca otras cosas, lo más habitual en que empiece a chuparse el dedo, una costumbre que a la larga será más complicada de quitar. A partir de que los dientes de leche vayan terminando de salir se debe intentar retirar el chupete lo antes posible. Lo ideal es quitarlo una vez salgan los colmillos (sobre los dos años dependiendo de cada niño) o si comienza a notar que los dientes se empiezan a deformar.

¿Qué hacer para ayudar al niño a dejar el chupete?

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Cómo hacer que tu hijo deje de chuparse el dedo

Es normal que los bebés sobre los dos meses se metan los dedos y la mano en la boca, es una de sus formas de explorar  y descubrir a través del sentido del gusto.

El hábito de chuparse el dedo en sí (mantener el dedo en la boca y chuparlo largos ratos), no aparece antes de los seis meses. Esta costumbre es usada por el niño para entretenerse, tranquilizarse, para dormirse, etc. El dedo favorito para chupar suele ser el pulgar o el dedo índice y corazón juntos. El problema es que a largo plazo este hábito deforma la boca.

¿Qué ocurre si se chupa el dedo frecuentemente?

  • La presión suele empujar el paladar hacia arriba y esto acabará quitándole espacio a las fosas nasales y por lo tanto dificultará la respiración nasal. Lo harán por la boca y esto marcará más el paladar. Además se juntan las encías laterales, alargando y estrechando la boca.
  • Chuparse el dedo favorece el síndrome de la lengua plana, que puede derivar en problemas para pronunciar algunas consonantes.
  • Favorece la entrada de bacterias. Más posibilidades de tener lombrices.
  • Los incisivos superiores se desplazan hacia adelante y si no se corrige repercutirá en el resto de la dentadura.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

ensenar dormir bebe

Si haces colecho con tus hijos y todos están durmiendo y descansando bien, perfecto. Continua así e ignora este artículo. Pero si no es el caso y quieres o necesitas que tu bebé aprenda a dormir solo, sin llorar y sin pasar malos ratos, a continuación te damos unas pautas y recomendaciones.

Si los padres no descansan bien por la noche acabará afectando a su hijo negativamente que tendrá que convivir con unos padres de mal humorados. Por eso hay situaciones en las que hay que hacer algunas modificaciones en beneficio tanto de los padres como de sus hijos. Y para poder lograr mejorar la calidad de la vida familiar es muy importante que los padres puedan reducir al mínimo las veces que se levantan por la noche y hacerlo compatible con atender las necesidades de su hijo.

Es normal que los niños se despierten por la noche, puede ocurrir por diferentes motivos: Por hambre, frío, calor, por necesidad de un mimito, por dolor, incomodidad, por una pesadilla, etc. También puede ocurrir que se despierten y no consigan volver a dormirse.

Los niños mientras duermen, al igual que los adultos, hacen ruidos o se mueven. En estos casos tendemos a acariciarles, mecerlos e incluso hablarles con la intención de que sigan durmiendo, pero en la mayoría de los casos el niño en realidad está dormido y muchas veces es la madre o el padre el que lo despierta al tocarlo. Los ciclos de sueño de los bebés son breves, duran unos 45 minutos. De un ciclo a otro, hay una fase en la que se moverá más, pero por norma general no llega a despertarse, pero si se hace algo que lo estimule se puede despertar con bastante facilidad. Por lo tanto, si el bebé está tranquilo y sólo se mueve o hace algún ruido o gemido, no lo estimules con nada. Son muchas las madres que se despiertan a cada momento porque sienten al bebé moverse, logrando así una mala calidad de sueño. Al bebé no le es útil que su mamá se despierte por estos motivos y la mejor solución ante eso es que el bebé duerma en su propia habitación. Y cuando el niño se despierte y necesite a su madre para cubrir alguna necesidad (hambre, una molestia, etc.) la reclamará sin parar hasta que ésta acuda para atenderle.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

el frasco de la calma

El frasco de la calma y su movimiento hipnótico, una técnica para calmar las rabietas y el llanto de los más pequeños.

¿Qué es el frasco de la calma?

Es una técnica basada en la metodología de María Montessori, para ayudar a los niños y niñas a calmarse ante rabietas, ataques de llantos, estrés, ansiedad, etc. Hay que aclarar que no se trata de un castigo.

¿Para qué sirve el frasco de la calma y cómo utilizarlo?

Para obtener los beneficios del frasco solo hay que agitarlo. La actividad debe estar supervisada siempre por un adulto que debe acompañar la acción de observar el frasco, con un tono de voz suave con el que le dé al niño instrucciones sobre su respiración, para que poco a poco vaya concentrándose en el brillo y consiga la calma. De esta manera se irá haciendo consciente de que controlando la respiración y despejando la mente conseguirá reducir el estrés, la ansiedad, el enfado… Y con el tiempo será el propio niño el que acuda al frasco cuando lo necesite.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Cómo actuar si nuestros hijos nos pillan manteniendo relaciones

Qué hacer si nuestros hijos nos pillan manteniendo relaciones

Por más precauciones que tomen los padres, puede ocurrir, que alguna vez los niños los sorprendan haciendo el amor. Lo normal, ante este hecho, es que los niños se queden confusos o desorientados esperando una explicación sobre lo que están observando.

Lo primero que le viene a los padres a la cabeza, es cómo interpretará su hijo lo que ha visto y si le afectará en algún sentido.

Cuando un niño de entre dos y seis años sorprende a sus padres manteniendo relaciones puede interpretar los gemidos, posiciones o jadeos como signo de pelea o de que algo no va bien. Algunos niños reaccionan preguntando: ¿Qué están haciendo?, otros se quedan bloqueados sin saber que decir y muchos salen corriendo sin que sus padres lleguen a darse cuenta de que fueron sorprendidos y en este caso es muy probable que el niño o niña nunca saque el tema.

La reacción de los adultos es muy importante, ya que de ésta depende crear en sus hijos más inquietud o por el contrario darles tranquilidad y hacerles comprender y aceptar que son demostraciones de afecto entre sus padres.

La pareja debe evitar hacerse reproches entre ellos o sentirse culpables. Tampoco es conveniente mostrarse ante el niño, nervioso, avergonzado o empezar a disimular y a darles explicaciones sin sentido. Ellos se dan cuenta de todo y ante esa respuesta pensarán que sus padres de verdad hacían algo malo y se lo están tratando de ocultar, creándoles más incertidumbre.

Se debe evitar enfadarse con el niño y gritarle. Así sólo se conseguirá sumar a su confusión el sentimiento de culpa. Tampoco es buena idea quedarse en silencio, el niño necesita una explicación.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

gestos bebes caras

Los bebés se relacionan con su entorno mediante el lenguaje verbal, a través de estos mensajes sin palabras nos transmiten cómo se sienten para que podamos satisfacer todas sus necesidades.

Aquí te mostramos algunos de sus gestos.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

ansiedad miedos

Los trastornos de ansiedad y miedos entre niños y adolescentes son muy frecuentes, desde el niño que tiene miedo a un monstruo o a la oscuridad, hasta el que tiene miedo de que se rían de él en el colegio.

La ansiedad es una sensación de alerta o miedo ante situaciones que nos asustan o son desconocidas y tememos hacerles frente. Pero en esas circunstancias sentir miedo es normal y esa ansiedad puede ayudar a superar situaciones difíciles. Por ejemplo, en el caso de los niños, estudiar más para un examen que tienen miedo de suspender.

Las preocupaciones y miedos van cambiando según la edad. Los miedos más habituales en los niños pequeños es separarse de sus padres, la oscuridad o los monstros debajo de la cama. Según van creciendo surgen nuevos conflictos como hacer el ridículo, las tormentas o hacerse daño. Ya en la adolescencia lo que más ansiedad puede causarles, es tener o no popularidad, la apariencia, el acoso por parte de otros compañeros o el rendimiento escolar.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

estimular inteligencia 0 a 3 meses

Estimulación temprana - Actividades y juegos para estimular y desarrollar la inteligencia del bebé de 0 a 3 meses

-Tumba al bebé boca abajo, colócate de frente a él y háblale con cariño, buscando que te mire. De esta forma lo estarás animando a que levante la cabeza, fortaleciendo así, los músculos de los brazos, del cuello y de la espalda. Al principio la levantará unos segundos y luego irá aguantando cada vez más, hasta que sobre los tres meses llegue a sostenerse con los brazos.

-El bebé no tiene conciencia de su cuerpo, para ayudarle a reconocer sus manos como parte de él, puedes colocar un sonajero pequeño o cascabeles atado con suavidad a sus muñecas. El sonido le ayudará a encontrar sus manos. Además de crearle un estímulo que le hará mover los brazos fortaleciendo así sus músculos.

-Túmbate boca arriba y pon al bebé sobre ti boca abajo. Permanece un rato en esta posición abrazándolo firmemente. Esto le transmitirá seguridad y consuelo.

-Coloca al bebé sobre tus brazos, de costado, es decir, de espaldas hacia a ti y con la cara hacia fuera (piel con piel). Pasea por la habitación, alternando de vez en cuando costado izquierdo, costado derecho. Este ejercicio provocará conexiones en las células de su cerebro.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

angustia de separación, ansiedad de separacion, vinculos madre e hijo, apego

Alrededor de los 8 meses, muchos bebés experimentan lo que se conoce como angustia de separación.

En principio no suele haber una causa evidente, ni motivo que pueda causar el llanto desconsolado en cualquier momento. Suelen llorar mucho durante el día, se dan despertares frecuentes durante la noche, solo desean estar en brazos, y si puede ser de mamá, mejor que mejor.

Muchos padres pueden pensar en que están saliendo los dientes, en una mamitis exacerbada, pero no, simplemente están experimentando su primer proceso de desprendimiento y eso les hace sentir inseguros.

La principal causa de esta angustia es que al comenzar a independizarse, el bebé se siente separado de su madre, a quien hasta ese momento vio casi como una prolongación de su cuerpo. Adquiere mayor movilidad, se inicia la alimentación complementaria, empieza a explorar objetos, espacios, y empieza a querer aventurarse a ese mundo nuevo. Ahí se inicia su independencia.