Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Cuentos infantiles animales  El susto del Tejón

Recursos educativos - Cuentos infantiles animales

El susto del Tejón

Al pequeño Tejón le gustaba mucho corretear de noche por el campo, y apenas salían las estrellas el empezaba su paseo.

-¡Hola! ¿Cómo estás hoy?- Saludaba a la señora Lechuza que estaba siempre despierta en su rama.

-De noche todo es más emocionante y divertido. Sólo por el brillo de los ojos que destacan entre la oscuridad, sé conocer a cada uno de los animalitos- se decía alegre el Tejón. Y saltando y corriendo de un sendero a otro, llegaba hasta la orilla de la charca donde vivían los sapos.

Tejón corría entonces hasta la madriguera de los conejitos; los pobres estaban ya medios dormidos pero sacaban su cabeza de entre las matas para saludarle.

-No deberías andar a estas horas por el bosque- le aconsejaban ellos.

-¡Los conejos son unos miedosos! ¿Qué puede ocurrirme?- pensó Tejón, y prosiguió su camino. De pronto en mitad del sendero, distinguió unos enormes ojos que parecían mirarle fijamente. -Debe tratarse de algún monstruo- Y echó a correr con todas sus fuerzas, pero los grandes ojos le perseguían y estaban cada vez más cerca. -¡Ay, me devorará sin remedio!- pensó el pobre Tejón.

Asustado, se acurrucó junto a un tronco. Entonces paso veloz un automóvil con sus enormes faros encendidos. -¡Uf, menos mal! En la oscuridad, su luz me ha parecido el brillo de unos ojos- exclamó.

Y desde entonces Tejón sólo salía al campo durante el día. En cuanto aparecía la luna, el se metía en su camita. -Las noches se han hecho para dormir- pensaba ahora, y visitaba a sus amigos mientras brillaba el sol.

Cuento enviado por Inés, educadora infantil, desde Las Palmas de Gran Canaria.

También te puede interesar Dibujos para colorear animales