Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Los Dos Amigos y el Oso - Cuentos para Niños

Recursos educativos - Cuentos infantiles

Los dos amigos y el oso

Choli vivía solo en compañía de su perrito, se querían mucho los dos e iban siempre juntos a todas partes. -No tengo más amigo que tú -solía decir el niño. Y el perrito movía la cola alegremente. Aquella mañana había ido a pescar al lago, como de costumbre.

De pronto, de entre los árboles, salió un gran oso y Choli echó a correr sin darse cuenta que el rabo de su perro había quedado apresado entre una ranura del hielo.

Tanto miedo tenía que en aquel momento ni siquiera pensó en su buen amigo y sólo se preocupó de ponerse a salvo. Ágilmente trepó por el primer tronco de árbol que encontró y ya se hallaba mitad de camino cuando oyó los ladridos de su perrito pidiéndole ayuda.

-¡Pobrecito no debí dejarlo, pero si bajo ahora el oso me morderá! -pensó. Y siguió trepando.

Como no podía moverse, al perrito no se le ocurrió nada mejor que echarse al suelo y fingirse muerto para que así el oso no le hiciera nada. Efectivamente, el animal se acercó, le olió con todo cuidado y se volvió a marchar.

Lleno de asombro Choli vio desde su refugio lo que sucedía. Entonces, asegurándose de que había pasado el peligro, descendió del árbol y corrió a liberar de entre el hielo el rabito de su perro. -¡Cuánto me alegro de que no te haya sucedido nada! - exclamó.

Abrazó y acarició al animalito haciendo grandes muestras de cariño. Después preguntó curioso: - Desde arriba me ha parecido escuchar que el oso te daba algún recado al oído. ¿Querrás decirme qué era, puesto que soy tu mejor amigo?

-¿De verdad quieres saberlo? -preguntó el perro. -Pues me ha dicho que no es buen compañero quien abandona a su amigo en el peligro. Muy avergonzado de su cobardía. Choli comprendió que el animalito le estaba dando una buena lección y prometió que jamás volvería a ser tan egoísta.